Ésta es la historia de una persona que “piensa diferente” y que hace “de todo” porque considera que es su obligación.
Es para quien “crea su vida”, arriesgando dinero, buscando oportunidades, midiendo riesgos y resolviendo problemas…

Ésta es la historia de  cualquiera  de las 3,1 millones de PYMES que hay en España. La mayoría son familiares, generan el 70% del PIB español y dan trabajo a 8,7 millones de asalariados. La persona física más habitual es  el  Autónomo  y  le  sigue la Sociedad Limitada, cuyo propietario también es Autónomo.

Imprescindibles y éticas

Las empresas familiares son imprescindibles en el tejido productivo español. Mantienen su visión a largo plazo por encima del rendimiento económico y del protagonismo de los miembros de la familia en los órganos de gobierno. Sus comportamientos éticos generan valor social y las hacen más solventes y rentables que al resto de sociedades.

Sin embargo, afrontan las mismas incertidumbres que las corporaciones de mayor tamaño pero con  una  diferencia: las grandes compañías incluyen en sus plantillas la figura del Gerente de Riesgos.

¿Qué es un Gerente de Riesgos?

Las empresas líderes los contratan para salvaguardar la integridad patrimonial frente a posibles riesgos. Es una figura clave del organigrama por su conocimiento y por su capacidad para cubrirse ante imprevistos. Tras  un  siniestro  importante, 7 de cada 10 empresas desaparecen por NO haber contratado correctamente sus seguros.

El 97,6% de las empresas ingresan menos de 2 millones de euros anuales. Son pequeñas, pero ocupan al mayor número de trabajadores de nuestro país. Y cada uno de ellos aporta un Valor Añadido Bruto de 58.619 euros (un 2,21% por encima de la media europea).

Ser empresario es actuar a pesar del miedo. “Cubrirse las espaldas” es posible con los servicios de un Gerente de Riesgos externo. Es el trabajo que hacemos los Corredores de Seguros. Prevenir y proteger tu negocio es difícil porque las pólizas de seguros son complejas. Nosotros, como Corredores de Seguros, las interpretamos, traducimos y adaptamos a cada una de las necesidades de cada tipo de empresas. Y te ayudamos a cubrir cualquier eventualidad con un asesoramiento profesional e independiente, que garantiza el presente y futuro de una empresa y de sus trabajadores.

Los pequeños empresarios españoles aprenden rápido la lección de los grandes, conocen su negocio y su mercado y siguen creciendo porque están bien asesorados.