Las alertas de seguridad informáticas que ponen en jaque a las compañías comienzan a ser moneda habitual en un mundo hiperconectado. Odian contarlo, pero las empresas se están viendo obligadas a admitir lo que pasa en sus sistemas informáticos. Y suelen ser historias espeluznantes. Esta misma semana, Quest Diagnostics, un laboratorio...